Facebook icon
YouTube icon

Nuestras compis de voluntariado animal Dalias, nos escribían pidiendo ayuda: por desgracia tienen que dejar su labor, ya que no están recibiendo el apoyo que deberían del ayuntamiento, y tienen 3 perricos en sus instalaciones que necesitan ubicar.

Haciendo un gran esfuerzo, hemos decidido tenderles una mano y hacernos cargo de estas 3 preciosidades, gracias a que han colaborado con sus gastos.

Este es uno de ello, ESCARPIN: fue encontrado entre invernaderos, muy asustado, huyendo y escondiéndose de todo lo que se movía. Es un perro buenisimo pero algo temeroso.

Nuestra compañera de Abrufelina Almería encontro a este pequeñín dentro de un mini barranco. Asustado, solo, hambriento y sediento. Hemos podido ayudarla gracias a que ha colaborado con sus gastos, porque como sabéis, tenemos muchísimos casos muy graves que conllevan muchos gastos.

No es un perro fácil, necesita paciencia, amor, no forzarlo a nada. Estamos trabajando duramente con él. Ojalá consigamos desbloquearle.

Si quieres adoptarlo o tienes cualquier duda, escríbenos a lahuellaroja.almeria@gmail.com 

Os presentamos a Esparteña: esta podenca llevaba meses deambulando por un pueblo. Como era de esperar, criò pero una protectora se ha hecho cargo solo de los bebés, dejando a la madre a su suerte sabiendo que en meses volverla a criar... Así que gracias a María y Alicia, que han colaborado con sus gastos, nos hemos hecho cargo de ella.

Es una podenca adorable, cariñosa, sociable y nada miedosa.

05 Marzo 2024: Mirar que guapa está Esparteña...

Nuestras compis de sentido animal encontraron a este ángel en una zona infrahumana. Han tocado a varias puertas pero está preciosidad no tuvo suerte. Cuando supimos del caso, la pobre tenía derecho a salir de ahí y tener una familia y una vida digna.

Si quieres darle un hogar, escríbenos a lahuellaroja.almeria@gmail.com

Cuando una compañera iba conduciendo se le cruzó una perra con una soga al cuello, y enganchada a su pata trasera. Obviamente paro en cuanto pudo para ayudarla, ya que no dejaba de cruzar 4 carriles muy transitados.

Estaba muy asustada y cada vez que la compañera intentaba acercarse, cruzaba varios carriles, así que pidió ayuda al centro zoosanitario. Después de varias vueltas tratando de localizarla fue imposible. Parecía que se la había tragado la tierra, así que con el corazón destrozado temiendo que muriera atropellada, ambos vehículos dieron por finalizada la búsqueda.

Páginas